Trucos para hacer ejercicio en el trabajo

Cuando uno pasa largas horas del día en el trabajo, puedes sentir como las piernas se te entumecen y la espalda de duele. No importa si haces ejercicio antes o llegar a tu oficina, el problema son las 8 o 10 horas que pasas sin moverte sentada en tu escritorio.

Si este es tu caso, aquí te doy unos trucos para que te muevas en tu trabajo. Eso sí, tienes que dejar la pena, porque seguro que más de un compañero te va a mirar un poco raro. Pero tienes que pensar si te preocupa más lo que los demás dicen, o cómo quieres sentirte.

Si tienes un receso de almuerzo largo, no comas y te sientes frente al computador inmediatamente. Párate y da una vuelta de caminata rápida. Mientras tus compañeros estén tomándose el café post comida, tú puedes estar moviendo el trasero.

Si tu break es de esos eternos de dos horas, investiga si hay un gimnasio cerca e inscríbete. No pierdas tiempo.

Si hay escaleras cerca, súbelas y bájalas al menos cuatro veces. No uses el ascensor para subir a tu oficina ni para salir de ella.

Estaciónate lo más lejos que puedas de tu lugar de trabajo. Así empezaras el día caminado un poco.

Párate y has 30 elevaciones de pantorrilla cada cierto tiempo. También los puedes hacer sentado en tu silla.

Trata de hacer estiramientos a mitad de la mañana y mitad de la tarde. Esto hará maravillas para tu espalda.

Has 10 push ups o planchas en el borde de tu escritorio (cuidado y no vayas a tumbar nada, eso sí)

Párate, busca agua, ve al baño y vuelva a sentarte, evita pasarte horas seguidas sin moverte nada.