Té rojo sudafricano o rooibos para prevenir la anemia

El Rooibos o té rojo sudafricano es una infusión, cuyo consumo se ha popularizado, a partir de sus beneficios para bajar el colesterol y sus propiedades adelgazantes, entre otras.  María Aldehuela Lucena comenta una de las aplicaciones menos conocidas del rooibos, su uso contra la anemia, gracias a su rico contenido en hierro y vitamina C.

La anemia es una afección muy común hoy en día, sobre todo en las mujeres. Con frecuencia es el resultado de una mala alimentación, una mayor dificultad en la absorción de hierro o ambas cosas.

La anemia hará que nos sintamos más cansados y débiles, y que las tareas cotidianas nos requieran mayor esfuerzo.

La forma de combatir la anemia es una dieta rica en hierro y en vitamina C, que facilita su absorción. Sabíais que el rooibos puede ayudarnos?

Pues sí, el rooibos contiene tanto hierro como vitamina C, lo que lo convierte en nuestro mejor aliado para combatir la anemia.

Esta situación además suele disminuir el apetito, por lo que una infusión, ya sea caliente en invierno o fresquita en verano, resulta más apetecible y fácil de ingerir que otro tipo de alimentos ricos en hierro.

Evidentemente, como con todo, hay que ser constante para notar los resultados y beber rooibos de forma abundante. Una o dos tazas al día no serán suficientes si la anemia es aguda.

Lo bueno del rooibos es que al no contener ni teína ni cafeína no es perjudicial aunque lo bebamos en grandes cantidades. Es una infusión tan suave que es apta incluso para los bebés.

Es importante que tomemos sólo la primera infusión, que es la más rica en minerales y vitaminas. Si volvemos a infusionar las hojas el resultado no será tan bueno.