¿Qué es la dieta flash para adelgazar?

La dieta flash es una dieta de adelgazamiento proteica con la que han adelgazado más de 30 millones de personas en todo el mundo. Se trata de una dieta hiperproteica para perder kilos rápido, por lo que es ideal para personas que quieres perder muchos kilos en poco tiempo. Se puede conseguir perder de 10 a 30 kilos en tan sólo 3 ó 4 meses. Su autor es el Doctor Manuel Jiménez Ucero, licenciado por la facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, que incluso ha conseguido desbancar la famosa dieta Dukan.

La dieta flash se basa en la reducción de los carbohidratos y el aumento de las proteínas. Según el doctor, los hidratos de carbono son los causantes del aumento de peso, y con esta dieta se reeduca a la persona para que pierda peso, sin sufrir después el famoso efecto rebote al acabar la dieta. Además, aseguran que conseguirás todo esto sin pasar hambre, con una alimentación sana y equilibrada.

La dieta debe realizarse junto con el consumo de alimentos proteicos que se venden en tiendas especializadas, y que también aportan vitaminas, minerales y aminoácidos necesarios para el correcto funcionamiento del organismo.

Fases de la dieta flash

La dieta flash se compone de tres fases:

Primera fase, que es la más estricta y dura 15 días. En esta fase sólo se pueden comer frutas, verduras y hortalizas, junto con los preparados proteicos de suero de leche y albúmina de huevo. Por tanto, en esta fase no se consumen ni hidratos de carbono ni grasas. Durante esta fase no se pueden comer alimentos procesados, carne, huevos, pan o leche. Durante esta fase se debe comer 6 veces al día.

Segunda fase, de reeducación alimentaria. Es menos estricta debido a que se introducen nuevos alimentos. Esta fase es muy importante realizarla, para no recuperar el peso perdido en la fase anterior.

Tercera fase, de mantenimiento o estabilización. Cuando se han aprendido los nuevos hábitos alimentarios de la fase 2 se pasa a esta fase. En esta fase ya no se busca perder peso, sino mantener el peso conseguido. Esta fase debe ser seguida por un especialista en nutrición.

5 consejos para seguir de forma adecuada la dieta flash

Comer por lo menos 5 veces al día en pequeñas cantidades.
Elige alimentos sanos.
Bebe mucha agua.
Evita las bebidas alcohólicas o con gas.
Realiza actividad física y deporte.

Razones para no elegir la dieta flash

Esta dieta para perder peso se trata de una dieta milagro más. Estas son algunas de sus desventajas:

1. No es una dieta basada en la evidencia científica, por lo que no se ha comprobado su seguridad y efectividad.
2. Si se tratase de una dieta equilibrada no sería necesario acompañarla de suplementos de proteínas, vitaminas ni minerales. Además, esto supone un gasto extra para el bolsillo.
3. Durante la primera fase o fase estricta de la dieta flash se llega a una situación de cetosis que puede ser peligrosa para la salud.
4. No es una dieta realizada por nutricionistas, sin embargo, cuando la acabas, si que aconseja que acudas a un dietista-nutricionista para mantener el peso. ¿No sería mejor ponerte en contacto directamente con el nutricionista y perder peso de forma sana y equilibrada?
5. Si de verdad enseñara buenos hábitos alimentarios durante la segunda fase de la dieta no sería necesario el seguimiento de un nutricionista en la fase de mantenimiento para evitar el efecto rebote.
6. Puede notarse debilidad, jaqueca o dolor muscular durante los primeros días de dieta. Si fuese una dieta equilibrada no pasaría esto, aunque sean efectos adversos leves y que pasan rápido. También puede causar síndrome metabólico, aumenta el riesgo de fractura ósea, daño renal, depresión o alteraciones del comportamiento.