Obtienen naranjas con más antioxidantes

naranja antioxidante“Un buen zumo de naranja por las mañanas previene los constipados  de maravilla”. Eso decían al menos nuestras madres mientras desayunábamos cuando éramos jóvenes. Y razón no les faltaba, pues los cítricos tienen una gran cantidad de beneficios para nuestro organismo.

Por si fuera poco ahora un grupo de investigadores del CSIC ha conseguido obtener naranjas más ricas en antioxidantes, según un estudio que acaban de publicar en la revista especializada Plant Biotechnology Journal.

La novedad de estas naranjas no es solo que posean un 20% más de capacidad antioxidante de su zumo respecto a las tradicionales gracias al incremento del contenido en β-caroteno, sino que va mucho más allá. Los investigadores han conseguido acortar el periodo de floración de las mismas a apenas 4 meses, es decir, menos de la mitad del tiempo habitual en condiciones de laboratorio.

Para lograrlo los investigadores del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos del CSIC, el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias y la empresa de base  Tecnológica del CSIC Biopolis, analizaron la actividad genética de las plantas de naranja dulce. Básicamente bloquearon la expresión de un gen endógeno que codifica una enzima, la β-caroteno oxidasa, involucrada en la conversión de β-caroteno a xantofilas, responsables del color anaranjado a las naranjas. Al mismo tiempo se sobreexpresó un gen regulador, el CsFT, clave en la transición de la floración, consiguiendo adelantar dicho proceso. Todo ello ha conseguido obtener frutos en menos tiempo y con una mayor acumulación de β-caroteno.

Las naranjas obtenidas presentan un color amarillo intenso y contienen hasta 36 veces más β-caroteno en la pulpa, precursor de la vitamina A, que las tradicionales. Además, se han realizado experimentos que han demostrado que el efecto antioxidante de los zumos de estas naranjas se aumenta en un 20% respecto a los frutos control.

La importancia de los beta carotenos

Como explican desde el CSIC, aunque los cítricos son una fuente rica y compleja de carotenoides, la mayoría de las variedades de naranja acumulan principalmente xantofilas, que representan más del 90% del total de los carotenoides. Por el contrario, los niveles de otros carotenoides nutricionalmente importantes como el β-caroteno son considerados deficientes en estas variedades.

El β-caroteno además de ser el precursor más importante de la vitamina A, un gran número de estudios epidemiológicos y de laboratorio (tanto in vitro, animal  como en cultivo celular) han sugerido que el β?caroteno ofrece protección frente a ciertas enfermedades degenerativas relacionadas con la edad, como algunos tipos de cáncer (principalmente del tracto aerodigestivo), diabetes tipo 2 y enfermedades coronarias.