Los tres pilares de una vida sana

En esta época, la sociedad parece obsesionada con una vida sana. Esto no es necesariamente algo malo, pero debe tenerse en cuenta que hay una gran cantidad de desinformación dando vuelta. Las dietas de moda, los aparatos de entrenamiento, y los últimos estudios sobre lo que es bueno y malo para ti. En mi experiencia, ha habido y siempre habrá, tres pilares de la aptitud y el bienestar: la nutrición, el entrenamiento cardiovascular y el entrenamiento con pesas. Cada uno de estos pilares ofrece beneficios únicos y de gran alcance para el cuerpo humano.

El primer pilar es la nutrición y es el elemento más importante para una vida saludable. Piensa en el cuerpo humano como un coche, si no pones la gasolina en el automovil, no se moverá. Tome esta analogía un paso más allá, si tu estás alimentando a tu coche con combustible de alto octanaje, entonces recibirás el rendimiento que esperabas. Si le pones combustible de baja calidad, los resultados no serán los que esperabás. Por supuesto, esto es en relación a la alimentación sana versus la comida chatarra. Comer alimentos con proteínas de calidad, carbohidratos complejos y grasas insaturadas saludables, es una combinación para el éxito.

El segundo pilar, el entrenamiento cardiovascular, se refiere a mantener sano el corazón. El corazón es responsable de hacer circular la sangre por todo el cuerpo. Esta sangre transporta el oxígeno necesario para las células que lo requieren para funcionar correctamente. Cuanto más fuerte es el corazón, más sangre se pueda bombear. Los métodos populares de entrenamiento cardiovascular son: correr, andar en bicicleta, nadar y entrenar por intervalos. Practicar deportes es también una gran forma de entrenamiento cardiovascular, especialmente en deportes como fútbol, baloncesto, lacrosse y tenis.

El tercer y último pilar es el entrenamiento con pesas. Esto se refiere a una amplia gama de actividades físicas que pone tensión en los músculos con el fin de fortalecerlos. Esto incluye, levantar pesas (mancuernas, barras, etc), yoga y Pilates. La premisa básica del entrenamiento con pesas es crear algún tipo de resistencia contra el cuerpo. Esto puede hacerse con pesos o con el propio peso corporal. La ventaja de utilizar pesos externos es la facilidad para poder ajustar la resistencia progresivamente a medida que se ganar fuerza.

[content_box_light_blue width=”80%”]Siempre ten en mente que no hay soluciones mágicas y que una vida plena y saludable es resultado de lo que hacemos todos los días.[/content_box_light_blue]

Pablo Ortiz
Creador del programa Adelgazar Sin Complicaciones

Adelgazar y vida sana.

"Sólo un hábito puede dominar otro hábito."

Si te gustó este artículo, por favor haz clic en el botón “Me gusta” de Facebook y Twitter y compártelo con familiares y amigos.[sharebox2 sharetext=”Comparte Este Artículo :)”] [/sharebox2][divider_bar]Insert Your Text Here[/divider_bar] Artículos Relacionados: