Las bebidas en la dieta y las calorías

¿Cómo nos hidratamos? ¿Tomamos poco o demasiado? ¿Elegimos bebidas saludables o nos tienta siempre la peor opción? Para responder algunas de estas preguntas, la Asociación Argentina de Nutricionistas (AADYND) presentó un relevamiento realizado por TNS Gallup entre más de 1000 personas. El resultado: no somos conscientes de todo lo que estamos ingiriendo.

Según el estudio, los adultos en promedio estiman que ingieren el equivalente a 4,5 sobres de azúcar por día a través de las bebidas azucaradas, pero un relevamiento previo había mostrado que tan solo con las bebidas frías en realidad el consumo equivale a 7 sobres diarios, que representan 1100 calorías adicionales a la semana. Si encima se contabilizaran las calorías de las infusiones azucaradas, se estaría ante un consumo total de 14 sobrecitos de azúcar al día. Esta distorsión en la percepción hace que -sin darse cuenta- se incorporen muchas calorías “ocultas” sin valor nutricional y que no generan saciedad.

“Esto es un verdadero problema en el marco de un país con 54% de su población con sobrepeso y obesidad. Es necesario mejorar los patrones de ingesta de líquidos e inclinarse por las alternativas más saludables, fundamentalmente el agua, que no aporta calorías ni aditivos”, explicó el licenciado Luciano Spena, miembro de la comisión directiva de la AADYND y director de la licenciatura en nutrición de la Universidad de Morón.

Las bebidas que no te convienen

* Bebidas alcohólicas

El alcohol es el primer enemigo, ya que tiene mucha incidencia a la hora de aumentar de peso.  Además, su ingesta afecta al proceso hormonal y una de sus consecuencias es que hace que tengamos más hambre.

El valor calórico varía en los distintos casos. “Las bebidas destiladas siempre aportan más calorías porque tienen mayor graduación alcohólica. Además, hay bebidas que tienen azúcar (como los vinos dulces o los espumantes) que suman otras tantas calorías también”, nos alerta la licenciada Susana Aranda, nutricionista del Sanatorio Diquecito, en una nota de Entremujeres.

¿Cuántas calorías aportan? La cerveza suma 90 por vaso, la sidra entre 100 y 150 por copa, el vino tinto entre 130 y 176 por copa y el vino blanco 160 por copa.

* Gaseosas azucaradas

Con solo eliminarlos de tu dieta, podrás notar una rápida pérdida de peso. Además, los expertos recomiendan reducir su consumo para evitar futuras complicaciones de salud. “Existe mucha evidencia científica que muestra que estas bebidas no producen saciedad, por lo que su alto consumo no disminuye la ingesta de otros alimentos y, además, se incorporan calorías vacías que no aportan nutrientes”, afirma Sebastián Laspiur, director de promoción de la salud y enfermedades no transmisibles del Ministerio de Salud de la Nación. Y agrega: “también existen pruebas que relacionan el consumo excesivo de bebidas azucaradas con un incremento del riesgo de diabetes”.

¿Cuántas calorías aportan? Las gaseosas cola entre 90 y 120 por vaso, mientras que las lima- limón suman 86 por vaso.

* Bebidas light o bajas en calorías

Son una buena opción para las personas que están “a dieta”: no aportan calorías porque no contienen azúcar y, en su reemplazo, se les adicionan edulcorantes no calóricos. Sin embargo, el exceso no es conveniente, ya que pueden provocar hinchazón abdominal si se ingieren en grandes cantidades.

¿Cuántas calorías aportan? Las gaseosas cola light suman 1 caloría por vaso.

Entonces… ¿Qué bebidas tomar?

Agua, agua y más agua. “Es la bebida más noble y al alcance de la población. No aporta calorías ni aditivos”, explican en la Asociación Argentina de Nutricionistas. “Gran parte de la población elige otras alternativas por la preferencia del sabor dulce o por el mito erróneo de que las aguas tienen elevados niveles de sodio. Lo cierto es que para mejorar los patrones nutricionales de ingesta de bebidas, es necesario aumentar el consumo de agua, que debe ser la bebida de elección para hidratarse”, concluyen.