La obesidad afecta a mujeres que padecieron cáncer de mama

Los científicos saben que las personas con obesidad tienen un mayor riesgo de tener varios tipos de cáncer. Pero en un nuevo estudio se sugiere que tener obesidad también aumenta la probabilidad de que los cánceres de algunos pacientes regresen, y aumenta la probabilidad de que esos pacientes mueran de cáncer.


Los investigadores analizaron a 80.000 pacientes en 70 pruebas de cáncer de mama y analizaron su índice de masa corporal, receptores de estrógeno, estatus de menopausia, recurrencia de cáncer y su prognosis.

Compararon a las mujeres con IMCs mayores (más de 30) con aquellas con IMCs normales (20-25) en un periodo de 10 años. Encontraron que las mujeres más jóvenes, con premenopausia que tenían cáncer de mama y obesidad parecían estar más vinculadas con peores resultados, incluyendo la muerte.

Específicamente, las mujeres con IMCs de más de 30 tenían un 21.5% de probabilidad de morir mientras que las mujeres con IMCs promedio tenían un 16.6% de probabilidad de morir. Esto solo se aplicó a mujeres con cáncer de mama con receptores hormonales positivos. Los investigadores no encontraron un efecto aparente de obesidad en mujeres con cáncer con receptores hormonales negativos, según el autor principal del estudio Hongchao Pan, un investigador en la Universidad de Oxford en Reino Unido.

“Los resultados de este estudio respaldan las recomendaciones actuales de que las mujeres mantengan un peso saludable después de un diagnóstico de cáncer de mama”, dijo a CNN en un correo electrónico, la médico Ruth O’Regan, una oncóloga en el Centro de Cáncer Winship en Estados Unidos.

Este estudio fue sorprendente en sus resultados sobre mujeres en premenopausia, dice Susan Neuhausen, una investigadora de cáncer de mama en City of Hope en Duarte, California, Estados Unidos. Dice que “ofrece información de que los clínicos podrían querer monitorear más de cerca a las mujeres en premenopausia que tienen obesidad en su diagnóstico”.

Neuhausen dijo que no está claro por qué esto es verdad solo en las mujeres en premenopausia.

Se sabe que la obesidad causa inflamación en el cuerpo, dijo el médico Clifford A. Hudis, presidente de la Sociedad Americana de Oncología Clínica. Esta inflamación puede activar el CYP19; el gen aromatasa, que es responsable de la conversión de estrógeno. Y se conoce que el estrógeno impulsa el crecimiento de cáncer en cáncer de mama con hormonas receptoras positivas.

Hudis dijo que es notable que solo aproximadamente el 4% de las personas dudaran de la conexión entre fumar y el cáncer, sin embargo, solo el 10% de las personas entiende el vínculo entre la obesidad y el cáncer. “Sin importar cómo lo veamos, la obesidad busca reemplazar al tabaco como el principal factor general que lleva al cáncer”.