Hierbas de las siete sangrías: propiedades curativas para la salud

hierba de las 7 sangriasLa Hierba de las siete sangrías posee muchas e interesantes propiedades medicinales, es una planta todavía poco estudiada y hay pocos datos sobre su composición química y sus aplicaciones medicinales se conocen a nivel popular por su utilización en las zonas rurales.

Es una mata que si posee espacio a su alrededor crece a lo ancho y su altura no suele sobrepasar los 50 cm., a veces aparece en medio de otras plantas como romerales y suele crecer algo más de altura buscando la luz y el sol. Sus hojas son pequeñas y alargadas cubiertas de pelillos que mas que pelillos son diminutas pinchas y sus flores son azules o violetas, pequeñas, no alcanzan el cm. de anchas y aparecen en las primaveras. Se cría en terrenos calcáreos  en los montes mediterráneos, en su parte orientada al sol. No es muy abundante por lo que a veces es casualidad o suerte encontrarla.

La planta medicinal hierba de las siete sangrías es de color verde grisáceo y tiene superficies de gran aspereza. El nombre binomial que le corresponde a esta especie es el de Lithospermun fruticosum. Se trata de una planta con una buena cantidad de ramas y tallos bastante leñosos. Las hojas de la hierba de las siete sangrías son muy angostas, bastante similares a las del romero pero solo ligeramente más cortas. El fruto de la hierba de las siete sangrías consiste en unos pequeños gránulos de color blanquecino.

Las tierras en las que la hierba de las siete sangrías crece de forma más adecuada son las de tipo calcáreo. Esta especie parece resistir bien las alturas, dado que se la ha encontrado en sitios por encima de los 2000 metros sobre el nivel del mar. Las flores de esta planta medicinal suelen aparecer en los primeros meses de primavera.

La recolección de la hierba de las siete sangrías se concentra tanto en las hojas como en las flores de esta especie. Después e recolectar la hierba de las siete sangrías se la debe secar a la sombra (la temperatura no debe ser demasiado alta). Los principales efectos medicinales por los que se conoce a esta especie en la actualidad son los de febrífugo, remedio para la hipertensión, parasitario, remedio para bajar el colesterol y vulnerario.

La mejor forma de aprovechar todas las virtudes de la hierba de las siete sangrías es como infusión. Si queremos preparar una infusión a base de esta planta solo necesitaremos 3gr de planta por cada litro de agua. Después de llevar a hervor y filtrar los restos de planta dejar entibiar y beber (se recomienda tomar unas 3 tazas al día, siempre después de las comidas). Esta preparación también se puede usar de forma externa para hacer lavajes.

Se emplea interiormente como depurativa, emenagoga y para calmar las palpitaciones del corazón, la presión alta de la sangre y combatir la arterioesclerosis.

Limpia la sangre y el tubo digestivo, por cuyo motivo es muy apropiada para el tratamiento de toda clase de afecciones en la piel, así como el reumatismo, la obesidad, la ictericia, etc.

Cantidad: 20 gramos de la planta en un litro de agua; se prepara en infusión. Tres o cuatro tazas al día.

El cocimiento de la planta se usa exteriormente para lavar úlceras y heridas.