Evita el malestar abdominal por tener sobrepeso

Hay una serie de dolencias gastrointestinales a las que no les damos la importancia que requieren, cuando lo cierto es que de ellas puede depender nuestra calidad de vida. Los gastroenterólogos insisten en señalar la relación de la obesidad con factores de riesgo, e incluso con mayor mortalidad en su área.

Asimismo, estudios de la Asociación Gastroenterológica de los Estados Unidos han señalado que las personas obesas tienen más problemas digestivos. Las áreas más afectadas en estos casos son el esófago, la vesícula, el páncreas, el colon y el hígado.

La organización señala que muchas de las enfermedades gástricas más comunes que padecen personas con índices normales de masa corporal son dos o tres veces mayores cuando hay obesidad.

Por ejemplo, las mujeres en esa condición, corren el doble de riesgo de desarrollar piedras en la vesícula que las que tienen un peso considerado normal, y las que son extremadamente obesas tienen siete veces más posibilidades.

La obesidad también incide negativamente en cuanto a la respuesta del cuerpo frente a una pancreatitis –inflamación del páncreas, órgano en el abdomen superior que produce las enzimas digestivas y la insulina–. La pancreatitis puede causar un súbito y severo dolor abdominal.

Una mujer, mayor y con sobrepeso, tiene mayores probabilidades de desarrollar enfermedades de la vesícula y piedras. Las piedras son en realidad depósitos sólidos de colesterol o de sales de calcio, que se forman en la vesícula o cerca de los ductos de bilis. Pérdidas de peso muy rápidas o una alimentación muy baja en calorías también puede aumentar el riesgo de desarrollarlas.

El hígado graso incluye una serie de condiciones que involucran a personas que consumen pocas o ninguna bebida alcohólica. Se diagnostica más a menudo entre personas de edad media que son obesos y pueden tener diabetes y niveles elevados de colesterol y triglicéridos. La obesidad también puede desarrollar otros problemas del hígado, como crecimiento de este órgano y cirrosis.

[text_bar_2_left + width=”100%”]Otras cosas que cuidar[/text_bar_2_left]

adelgazar grasa abdominalLos síntomas del reflujo gastroesofágico son más comunes en personas con sobrepeso. Este padecimiento es causado por un retorno anormal de comida, ácido gástrico y otras sustancias digestivas hacia el esófago (el tubo que conecta la boca con el estómago). El reflujo ocurre cuando la válvula entre el estómago y la parte más baja del esófago no se cierra lo suficiente o se relaja en los momentos equivocados. El principal síntoma es la acidez.

Cuando hay obesidad, el ritmo metabólico se vuelve más lento, con una consecuente mala absorción de nutrientes del tracto gastrointestinal. El intestino grueso se vuelve perezoso y puede generar estreñimiento, lo que puede resultar en un esfuerzo exagerado que provoca hemorroides externas. Adicionalmente, la incidencia de cáncer de colon y de recto aumenta con la obesidad, tanto en hombres como en mujeres.

El sobrepeso a menudo también va acompañado por una mala digestión de los alimentos y sensación de llenura después de comer. El Colegio Americano de Gastroenterología reconoce la obesidad como una epidemia y destaca la importancia de que los médicos especialistas definan nuevas opciones para tratamientos y mejoren aquellas que ya existen.[divider_bar]Insert Your Text Here[/divider_bar]Transforma Tu Cuerpo En Sólo 12 Semanas! Sin pastillas mágicas, sin dietas extremas  sin vivir en el gimnasio. Descubre el sistema usado por celebridades y modelos profesionales para lucir “listos para la foto”. El sistema para adelgazar más efectivo, finalmente revelado. Este programa tiene toda la información real que debes conocer para derretir la grasa corporal de forma permanente… sin perder músculo y sin usar drogas peligrosas o suplementos innecesarios. Haz clic en el botón y aprovecha esta oportunidad a un precio especial por tiempo limitado!