Dietas peligrosas para bajar de peso

Existen una serie de características que deben reunir las dietas para que la pérdida de peso se haga de una forma saludable, que no comprometa la salud.

La característica principal de una dieta, es que tiene que ser hipocalórica: debe ser abundante para no pasar hambre, asimismo, tiene que ser equilibrada, aportando cantidades proporcionadas de hidratos de carbono, grasas y proteínas, también de vitaminas y minerales. Debe incluir agua suficiente, entre 1,5 y 2 litros, así como prescindir de bebidas alcohólicas.

Pero no todas las dietas cumplen estas normas esenciales. Algunas dietas que nos prometen resultados espectaculares, comprometen nuestra salud gravemente.

Dietas muy bajas en calorías

Son dietas que aportan unas 500 calorías al día. Suelen comercializarse en formato de polvo, barritas o batidos. Incluyen las proteínas necesarias para el organismo, pero aportan pocos hidratos de carbono, por lo que el cuerpo obtiene la energía que necesita quemando grasas y produciendo acetona.

Características de las dietas bajas en calorías

Carecen de fibra, por lo cual producen estreñimiento. Siempre tienen que ingerirse con mucha agua. Pueden producir retención de líquidos y celulitis aguda y aumentan el ácido úrico.

Al aportar pocas calorías al organismo, este reduce sus necesidades de energía y gasta mucho menos, lo que hace que la reducción de peso no sea tan notable como se espera.


Dieta vegetariana

No es expresamente una dieta de adelgazamiento, pero tomándola en espacios temporales de la vida, se usa para bajar de peso.

La dieta vegetariana, está enfocada a la abstención de la carne y a la toma de alimentos con verduras. Esto incluye alimentos como frutas, legumbres, semillas, nueces y cereales.

En sí no es una dieta peligrosa, pero llevada al extremo puede resultar perjudicial, si no se tiene el cuidado de comer una cantidad de alimentos variados.

No solo existe un tipo de alimentación vegetariana, dentro de esta práctica hay diferentes tipos de tendencias, según si el consumo de alimentos está mas limitado, o no.

Dieta vegetariana pura (veganismo)

Está compuesta solo de vegetales: no se come carne, ni pescado, ni huevos, ni leche, ni derivados del reino animal.

Los hidratos de carbono y grasas que aporta esta dieta, son suficientes.
Si no está bien planteada puede aparecer déficit en la vitamina B12, porque no existe en los vegetales.

La carencia de vitamina B12 produce anemia y alteraciones del sistema nervioso.
El hierro se encuentra disminuido en estas dietas, y los niveles del mismo, tendrán que ser controlados regularmente.

Dieta ovolactovegetariana

Se basa igualmente en productos de origen vegetal, pero además incluye lácteos y huevos que son de origen animal. De esta manera aporta buenas proteínas, de alto valor biológico; calcio, cinc, fósforo, y vitamina B12, deficitarias en dietas vegetarianas extremas.

Dieta basada en el cálculo de calorías

Esta dieta consiste en comer todo tipo de alimentos, pero sin sobrepasar un número de calorías específico. Esta dieta es la ideal, y la base de todas las dietas adecuadas que elaboran los profesionales. Pero si se elabora sin los conocimientos dietéticos suficientes, puede ser una dieta muy desequilibrada.

Dieta de Hollywood

Es una dieta que tiene menos de 1.000 calorías. Tiene muy pocos hidratos de carbono, y muchas proteínas. Este exceso de proteínas perjudica gravemente al riñón.

Características principales de la dieta de Hollywood, es que excluye el alcohol, el azúcar, la sal y el pan.

Dieta Prittikin

Está constituida por cereales, frutas y verduras. Carece de proteínas y grasas, además de las vitaminas B12, y D, minerales, hierro, y calcio. Es incorrecta totalmente, porque carece de fundamento nutricional, y porque produce trastornos en el metabolismo.

Dieta de Shelton

Es una dieta que consiste en no consumir juntos alimentos de secreciones digestivas diferentes, por ejemplo, no se puede asociar el ácido con el almidón, ni el ácido con las proteínas.

Es una dieta muy desequilibrada: se adelgaza porque hay tantas combinaciones prohibidas, que se acaba disminuyendo la ingesta de alimentos.
Dieta de los astronautas

La dieta de los astronautas es una dieta hipocalórica, de unas 400 a 500 calorías diarias. Está realizada a base de frutas, verduras, un poco de carne a la plancha o un huevo. Es una dieta muy mala, con déficit de proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales.

Dietas disociadas

Un ejemplo de estas dietas es comer cada día de la semana solo y exclusivamente un alimento, por ejemplo el lunes fruta, el martes carne, el miércoles vegetales. Estas dietas alteran el ritmo alimentario y pueden producir trastornos digestivos de gravedad considerada.

En resumen, las dietas hipocalóricas y excesivamente restrictivas, son dietas peligrosas que constituyen un riesgo para la salud, y que acaban pasando factura al organismo.