Dieta tradicional china

dieta tradicional chinaEn la antigua china se decía que “cavamos nuestra tumba con los dientes”, frase que ilustra perfectamente la importancia que la medicina tradicional china (MTC) da a la dieta. La energía vital (chi o qì) de la persona tiene mucho que ver con la alimentación y, dependiendo del equilibrio entre el yin y el yang,se deberá actuar de una manera u otra alimenticiamente hablando.

El yin y el yang de la dieta según la medicina tradicional china sería el equivalente científico del Ph de la sangre (potencial de hidrógeno) que conocemos en la medicina occidental. Esta magnitud nos dice cómo de alcalino o ácido es un alimento o sustancia.

El Ph neutro está en el 7,45. El yin y el yang en equilibrio equivaldría al Ph neutro. El hipotiroidismo, por poner un ejemplo, sería la plenitud de yin(que es frío). En este caso, el individuo no quema por la falta de energía caliente.

Ventajas e inconvenientes de la dieta según la medicina tradicional china

El mayor inconveniente de la dieta según la medicina tradicional china es que siempre se necesita un experto. El ser humano está continuamente en movimiento y su energía va cambiando. La alimentación se tendrá que adecuar a la energía de cada momento. Se podría decir que la dieta según la medicina tradicional china es dinámica.

La principal ventaja de la dieta según la medicina tradicional china es que la persona no siente que esté haciendo un régimen, hecho que elimina el factor estrés. En la medicina occidental es habitual medir la ingesta de calorías. En la medicina tradicional china la dieta nos indica los alimentos que la persona necesita comer más y los productos que debe consumir menos.

Clasificación de los alimentos en la MTC

Existen diferentes clasificaciones de los alimentos en la medicina tradicional china. Para hacerlo más entendible, en este artículo sólo expondré dos: según la energía intrínseca que cada alimento aporta al interior de la persona y según la teoría de los cinco elementos.

También pondré ejemplos de alimentos que sean fáciles de encontrar en Occidente.

Alimentos según la energía intrínseca

Calientes: tonifican, dan calor y movilizan la energía.
    Templados: tonifican y equilibran.
   Fríos: dispersan el calor.
    Frescos: refrescan, tonifican, hidratan y calman la mente.

Alimentos según los cinco elementos:

    Madera: Tienen sabor ácido: aceitunas, vinagre, limón… Son los adecuados para el hígado y vesícula biliar.
Fuego: Su sabor es amargo: cebolla, ajo, berenjenas… Corresponden al corazón y al intestino delgado.
Tierra: Es el sabor dulce: frutas (tienen fructosa), ajo, mostaza, zanahoria… Tienen que ver con el bazo, el páncreas y el estómago.
Metal: Corresponde al picante: pimienta, guindilla, tabasco y todo lo que sea picante. Sirve para tratar patologías del intestino grueso y el pulmón. El pulmón es muy importante en la MTC, ya que es el órgano responsable de administrar y repartir la energía.
  Agua: Es el sabor salado: pescados salados, marisco, pimientos… Corresponden al riñón y a la vejiga.

Dieta según la medicina tradicional china cuando hay un exceso de “yang”

Ante un exceso de yang, se deben evitar alimentos como mantequilla, nata, productos cárnicos, carnes curadas, huevos duros, queso graso, pasteles y bollería, pasta (espaguetis, macarrones…), ajo, cebolla, jengibre, apio, pimienta negra, curry y frutos secos.

Las personas con mucho yangson corpulentas, hiperactivas, con piel de calor rojizo, acostumbran a tener calor y comen y beben en exceso. Son propensas a enfermedades como hipertensión, migraña e insomnio y sus consiguientes problemas psicológicos.

Dieta según la medicina tradicional china cuando hay un exceso de “yin”

En este caso se deben evitar alimentos como cebolla, ajo, jengibre, clavo, zanahoria, apio, hinojo, productos cárnicos como la ternera, el cordero y el pollo, trigo, mijo, castañas, frutos secos, cerezas e higos (nótese que algunos coinciden con el listado anterior).

Los individuos con exceso de yin suelen ser obesos, padecen retención de líquidos, tienen las extremidades siempre frías, su movimiento es lento, suelen estar cansadas y necesitan dormir bastante. Tienen tendencia al pesimismo y, por lo tanto, son candidatos a sufrir anomalías como falta de ilusión y depresiones, hipotiroidismo, hipotensión y hipoglucemias.

Dieta según la medicina tradicional china cuando hay un déficit de “yang”

Para aumentar el yang se recomiendan alimentos como ajo, cebollino, canela, cilantro, berenjena, zanahoria, apio y col cocidos, calabaza, espinacas, puerros, patatas, avena, cacahuetes, trigo, maíz, arroz, soja, mijo, leche, pollo, miel, mariscos, frutos secos, cerveza, huevos, hígado. Son alimentos que harán que la energía se ponga en movimiento.

Las personas con poco yang son delgadas, con voz suave y baja, de aspecto cansado y pálido, tienen frío y su tendencia es a cronificar enfermedades, sobre todo en invierno: inflamaciones, faringitis, amigdalitis, bronquitis… También es fácil que padezcan asma, cefaleas y problemas de estreñimiento.

Dieta según la medicina tradicional china cuando hay un déficit de “yin”

Para hacer subir el yin van bien alimentos como berenjenas, remolacha, pepino, espinacas, ensaladas, champiñones, leche de vaca, huevos, pescado de río, cangrejo, gambas, codornices, limones, higos, mandarinas, papayas, peras, manzanas, mango, melones y pomelos.

Los individuos con un yin bajo son delgados, de tez oscura y piel seca, y de cuerpo caliente aunque la temperatura corporal la tengan baja. No suelen enferman mucho, pero cuando lo hacen su tendencia es a hacer crónicas las patologías. Son pesimistas, melancólicos, impacientes e inseguros. Son candidatos a patologías como lumbalgias, ciáticas, cálculos de riñón y problemas digestivos (digestiones lentas y pesadas). Se llenan enseguida y necesitan comer muy a menudo.