Dieta mediterránea para mejorar la memoria

Comer una dieta rica en ácidos grasos omega-3 y baja en grasas saturadas, carnes y productos lácteos podría tener vinculación con la preservación de la memoria y las capacidades cognitivas en la muchas personas, aunque esta relación no fue determinada en las personas con diabetes, según un estudio publicado el 30/04 en la revista Neurology.


La investigación con dieta mediterránea

La investigación, encabezada por el neurólogo Giorgios Tsivgoulis – Universidades de Alabama y Atenas -, utilizó información sobre los efectos de la dieta mediterránea en más de 17.400 personas de raza blanca y afroamericanos, con una edad media de 64 años. Se analizó especialmente como siguieron la dieta mediterránea, una dieta basada en las pautas culinarias del sur de Italia, Grecia y España.

La dieta mediterránea cuenta con relativamente alto consumo de alimentos como las legumbres, los cereales no refinados, frutas y verduras, de moderado a alto consumo de pescado, el consumo moderado de productos lácteos (sobre todo como queso y yogurt) y bajo consumo de carne y productos cárnicos.
Exámenes de memoria y dieta mediterránea

A los participante del estudio se le dieron test que miden la memoria y la capacidad cognitiva. Este estudio se llevó a cabo durante cuatro años de promedio, por participante. Diecisiete por ciento de los sujetos eran diabéticos y el siete por ciento desarrolló alteraciones en su pensamiento y en la memoria durante el estudio.

Los investigadores descubrieron que las personas sanas que siguieron con más esmero la dieta especializada, tenían menos probabilidades de desarrollar problemas con su pensamiento y habilidades de la memoria en un porcentaje de un 19 %. No hubo diferencias significativas en la disminución que se observó entre los afroamericanos y los caucásicos. También concluyeron que los diabéticos del grupo que siguieron la dieta mediterránea no tuvieron resultados asociados con un menor riesgo de problemas cognitivos o de memoria.
La dieta mediterránea como prevención de enfermedades neurodegenerativas

En este sentido, la dieta mediterránea ofrece otra alternativa de prevención para personas de tercera edad, tal como dice el Dr. Tsivgoulis: “Dado que no existen tratamientos definitivos para la mayoría de enfermedades neurodegenerativas o demenciales, hay acciones modificables que son muy importantes, como la dieta, que puede retrasar la aparición de los síntomas de la demencia.”

“La dieta es una actividad modificable importante que podría ayudar a preservar la función cognitiva en la vejez”, agregó Tsivgoulis, quien también es miembro de la Academia Americana de Neurología. “Sin embargo, es sólo una de las varias actividades de estilo de vida importantes que podrían desempeñar un papel en el funcionamiento mental en la tercera edad. El ejercicio, evitar la obesidad, no fumar cigarrillos y tomar medicamentos para enfermedades como la diabetes y la hipertensión, son también importantes.”