Desayunar sirve para bajar de peso

desayunar bajar pesoUn desayuno completo es esencial para aportar al cerebro la energía necesaria para su buen funcionamiento, al igual que a los músculos y a todas las células del organismo.

Igualmente, reduce la ansiedad y las ganas de comer, desde la primera hora de la mañana hasta la comida. Esto se explica en el hecho que al repartir las calorías consumidas a lo largo del día evita la sobrecarga de alguna de las comidas con la consecuente acumulación de grasas, favoreciendo así el mantenimiento de un peso corporal adecuado.

En otras palabras, ingerir determinados nutrientes después de un ayuno prolongado durante la noche, contribuye a llegar con menos hambre a la próxima comida evitando así los atracones y el “picoteo” entre comidas, que sólo suman kilocalorías a la dieta diaria y su posterior acumulación en forma de grasa corporal.
En un buen desayuno no pueden faltar alimentos multinutritivos como los lácteos, los cereales en forma de copos o pan, las frutas y sus zumos. Es importante observar que los lácteos unidos con los cereales aportan una buena parte de proteínas, calcio, hierro y zinc.

En cuanto a las frutas y sus zumos: ofrecen vitaminas hidrosolubles que el cuerpo necesita incorporar diariamente. Contribuyen, además, al buen funcionamiento del intestino y del aparato digestivo.

Sólo hay que encontrar la opción adecuada al propio ritmo de vida y adoptar el hábito de desayunar a diario, antes de que sea demasiado tarde y deban lamentarse las consecuencias de ayunar innecesariamente.

Un desayuno realmente ideal con 300 calorías incluye una taza de una infusión (café o malta, té, etc.) con bastante leche y azúcar. un vaso de zumo de algún cítrico (2 ó 3 unidades) exprimido y una ración de cereales integrales con medio vaso de yogur natural y trocitos de frutas.
Otro desayuno ideal, con un aporta 280 calorías, puede incluir un yogur líquido, dos rebanadas de pan untadas con queso blanco y mermelada y media naranja o manzana.

Otro modelo más descriptivo es el siguiente el cual además es digestivo:

Yogur con avena, fruta y frutos secos

Ingredientes por comensal:
1 yogur natural
1 manzana pequeña
1 cucharada de pasas de Corinto
1 cucharada de avellanas
2 cucharadas de copos de avena

Preparación:
Pelar la manzana y trocearla en pedacitos pequeños. Mezclar todos los ingredientes, incluidos los trozos de manzana, con el yogur en un recipiente. Tomar inmediatamente después de su preparación.Para que la avena esté más blanda puede dejarse en remojo con agua durante toda la noche anterior.