Dale proteína a tus músculos

Las proteínas son imprescindibles para un crecimiento y desarrollo saludables. Ayudan a construir y reparar los músculos y los tejidos, y producen enzimas, hormonas y anticuerpos. Cuando las proteínas son digeridas, se deshacen en pequeños bloques llamados aminoácidos.


Existen más de veinte aminoácidos, ocho de los cuales son esenciales y deben ser ingeridos a través de la dieta, ya que el cuerpo no los puede generar.
¿A dónde encontramos los aminoácidos esenciales?

Cada uno de los siguientes alimentos provee los ocho aminoácidos esenciales:
– Pescados
– Carnes
– Productos lácteos
– Huevos
– Soja
Otros alimentos como las arvejas, los frijoles, las legumbres, los frutos secos, las semillas y los cereales son también buenas fuentes de proteínas, pero pueden faltarles uno o más aminoácidos esenciales. La mezcla de distintos tipos de alimentos con proteínas vegetales provee de aminoácidos en una calidad tan buena como la de los alimentos animales.
Cada una de las siguientes combinaciones provee los ocho aminoácidos esenciales:

– Cereales con legumbres y/o frutos secos. Ej: humus con pan de pita.
– Frijoles sobre una tostada
– Lentejas con arroz
Necesidades proteicas

Necesitamos cerca de un gramo de proteína por cada kilogramo de peso corporal, aunque las personas que tienen trabajos muy físicos, o aquellos que se ejercitan vigorosamente, pueden necesitar más. No se recomienda ingerir más de 1,5 gramos por kilogramo.

Por cada 150 gramos de carne, hay 40 gramos de proteína; por cada 150 gramos de soja y pescado, hay 30 gramos de proteína; y por cada huevo 7 gramos.

Las dietas muy altas en proteínas pueden dañar el hígado y los riñones, mientras que el exceso de esta sustancia se acumula como grasa. La proteína provee cerca de cuatro calorías por gramo.