Cuánto menos dormimos, más comemos

obesidadParece ser que la falta de sueño con lleva el aumento de una hormona que incrementa las ganas de comer, sobre todo alimentos ricos en grasa y azúcares, lo que a su vez conlleva una posible ganancia de peso.

Para evitar llegar a esta situación, la sociedad española de endocrinología y nutrición (seen) y la sociedad española para el estudio de la Obesidad (seeDO) señalan que es necesario dormir al menos ocho horas diarias para mantener el peso adecuado.

El Dr. javier salvador, presidente de la seen, ha explicado que se ha puesto de manifiesto que existe una estrecha correlación entre dormir pocas horas y un mayor riesgo de ser obeso.

“Para prevenirlo, se debe intentar que las personas obesas pierdan peso, y junto a los obligados cambios del estilo de vida, duerman al menos siete u ocho horas diarias”, añade.