Crema de noche casera con manzana

La piel sufre mucho: la polución de las ciudades, el estrés, dormir poco, una mala alimentación… por eso, al llegar la noche, puede que necesite unos cuidados extra. Por esta razón quiero contarte cómo hacer una crema de noche casera, cuyo ingrediente estrella será la manzana. Esta te permitirá nutrir y revitalizar la piel hasta el último centímetro. ¿Quieres aprender a hacerla?
Beneficios de esta crema casera

Esta crema casera está hecha con manzanas, una fruta común que tiene un montón de vitaminas –A, B y C–, betacaroteno, ácido málico y antioxidantes, nutrientes que ayudan a mantener la piel joven y saludable.

Por ejemplo, el ácido málico es bueno para mantener la piel suave, ya que tiene propiedades exfoliantes leves. Además, los antioxidantes de las manzanas promueven una piel radiante y rejuvenecida.

Además, la crema incluye aceite de oliva y agua de rosas, que ayudan a mejorar el tono de la piel y reducen la pigmentación. Además, el aceite de oliva actúa como un hidratante natural y retrasa el envejecimiento de la piel por sus antioxidantes y grasas saludables. El agua de rosas es ideal para pieles sensibles, calma el acné, mantiene el pH de la piel, cura cicatrices y regenera la piel; además, en antiinflamatorio y contiene un montón de antioxidantes.
Receta de crema de noche

Ingredientes

1 manzana
Aceite de oliva
Agua de rosas

Preparación

Cortar la manzana en dos mitades, eliminar las semillas. Cortar la manzana en pequeños trocitos. Poner todo en una procesadora y añadir media taza de aceite de oliva. Poner durante 5 a 7 minutos hasta que tenga una consistencia cremosa. Poner a calentar a baño maría por unos minutos hasta que esté blando. Dejar enfriar y colocar media taza de agua de rosas. Puede permanecer en la nevera por 4 a 6 días.
Cómo usar

Limpiar la cara y el cuello con un limpiador y secar. Aplicar la crema sobre el rostro con movimientos circulares. Dejar actuar toda la noche, y por la mañana enjuagar con agua tibia.