Consejos para evitar la retención de líquidos

La retención de líquidos es un problema que afecta a muchas mujeres y puede ocasionar un aumento de varios kilos de peso. Piernas, tobillos, brazos, muñecas, manos, dedos, abdomen… Todas estas zonas y más se ven hinchadas o inflamadas producto de este tipo de anomalía.


Un problema que afecta a muchas personas –a veces, sin que se den cuenta de ello-, provocando además un aumento de peso. Si padeces esta condición, lo más aconsejable es que consultes a un médico, pues puede ser síntoma de alguna enfermedad o mal que desconoces tener.

Si sabes que tu retención de líquidos no es provocada por algún problema de salud, entonces, puede que se deba a tu estilo de alimentación y, en tal caso, debes estar dispuesta a realizar algunas variaciones en tu dieta.

Aquí, algunos consejos que recogemos con auyuda de mamaslatinas.com e informe21.com:

– Toma mucha agua. El agua no es la causa de la retención de líquidos, sino la falta de agua. Cuando tomas suficiente agua tu cuerpo puede eliminar los líquidos excesivos. Si no tomas suficiente agua, tu cuerpo retiene más líquidos.

– Evita las comidas procesadas y muy saladas. Fíjate bien en la etiqueta de las comidas procesadas, de los alimentos enlatados y de productos como jugos y sopas en sobre. Suelen ser altos en sodio y aunque no sientas que están salados, este sodio excesivo puede promover la retención de líquidos. Asimismo, no agregues demasiada sal a tus comidas.

– Come alimentos ricos en potasio. Los alimentos ricos en potasio, como los plátanos y las paltas, son excelentes porque el potasio ayuda a eliminar el exceso de líquidos. Sin embargo, tampoco abuses de ellos, ya que –si bien son saludables- aportan más calorías que otras frutas.

– Consume alimentos con magnesio. El magnesio también ayuda a eliminar el exceso de líquidos. Lo encuentras en alimentos como las nueces, las semillas y las verduras de hojas verdes.

– Aumenta tu ingesta de fibra. La fibra, como la que se encuentra en las frutas y vegetales frescos y en los cereales de grano entero, es beneficiosa para la digestión y, por ende, ayuda a eliminar los líquidos que tu cuerpo no necesita.

– Limita tu consumo de azúcar, postres, dulces, bebidas azucaradas y con gas. Una dieta muy alta en azúcar puede disminuir la capacidad de tu cuerpo de eliminar sodio.

– Toma té de jengibre. El jengibre tiene propiedades diuréticas que ayudan a eliminar la retención de líquidos de una manera natural.

– Haz ejercicio con regularidad. El ejercicio ayuda a eliminar el exceso de líquidos y de sal del cuerpo mediante el sudor.