Consecuencias para la salud de tener baja autoestima

baja-autoestimaHablamos de los problemas de autoestima y tocamos temas como la seguridad, la confianza o la independencia. A veces dejamos de lado otro aspecto que se puede ver afectado por una autoestima baja y con consecuencias muy negativas que es el de la salud. Porque valorarnos a nosotros mismos por debajo de la realidad no afecta únicamente a la salud emocional, también afecta a la salud física.

5 consecuencias para la salud de una baja autoestima

1 Insomnio. Si en general los trastornos del sueño encuentran su origen en el estrés o en el exceso de responsabilidades, también puede ser consecuencia de la baja autoestima. La frustración y la insatisfacción vital de sentirnos personas poco competentes y de escasa valía es una fuente de problemas para dormir.

2 Hipertensión. Entre las causas de la hipertensión se encuentran la obesidad, el sedentarismo y el estrés emocional. Los problemas de autoestima se suman a esta lista de causas de la hipertensión, especialmente, por el pesimismo vital que produce la autoestima baja reduciendo las actividades al mínimo.

3 Depresión. La depresión es una de las enfermedades más duras pero que demuestran que lo que ocurre en el ámbito emocional se traslada inmediatamente al plano físico. Tener una autoestima baja, pensar que no somos capaces de hacer nada, incluso que no nos merecemos ser felices, es un billete seguro con destino a la depresión.

4 Trastornos alimentarios. Los problemas de autoestima muchas veces se refieren al aspecto estético. Es frecuente verse fea o verse gorda cuando no se goza de una buena estabilidad emocional. El paso siguiente es obsesionarse e intentar cambiarlo hasta que nos encontramos con algún trastorno alimentario.

5 Suicido. El riesgo de suicido entre las personas con baja autoestima es alto. Una persona que no es consciente de lo que vale, que no se siente querida, que se ha encerrado en el pesimismo, puede querer acabar con esta vida tan negativa y frustrante.