Cómo preparar un desayuno que te haga adelgazar

Si lo que estás buscando es perder kilos, no dejes de leer estos 5 secretos para perder peso con el desayuno que te ofrecemos hoy, ¡Comienza el día encaminada con tu objetivo y consigue más fácilmente lo que quieres!

1# Empieza tu día con un buen desayuno

1 porción de proteína
1 porción de fruta
1 porción de carbohidratos de granos enteros

Ésta combinación es perfecta, te produce saciedad durante toda la mañana, lo cual es muy beneficioso si eres de las personas que pican entre horas.

2# Desayuna con té verde

Además de todas las propiedades que se le adjudican a ésta bebida, también hay estudios que aseguran que aumenta la forma en que el cuerpo quema calorías.

3# Haz tus propias mezclas ricas en fibra y libres de azúcar

Si en vez de consumir lo que ya viene envasado preparas tu misma dos tazas de avena con una taza de frutos secos, semillas y azúcar moreno para desayunar cada día, además de incorporar alimentos saludables, también aportarás 5 gramos de fibra a tu cuerpo.

La fibra favorece tu tránsito intestinal, no tiene calorías y produce saciedad, un menú como el que te proponemos a continuación podrías ser ideal para perder peso con el desayuno.

1 Manzana cruda grande
½ Taza de cereal alto en fibra
½ Taza de moras (o dos rebanadas de pan de centeno de grano oscuro) o un plato de avena con frutas frescas.

4# Agrega proteínas a tu dieta

Consumir proteínas sin llenarte de calorías extra es posible. Un buen ejemplo de desayuno sería este:

Yogur natural con cereales o virutas de chocolate negro
Yogur natural con frutas o miel

5# Evita el café con leche

Si no deseas renunciar a él por las mañanas, entonces utiliza leche baja en grasas. Lo ideal es que consumas café o té, pero si eres de los que les gusta la leche, ten cuidado a la hora de escoger.

Punto extra: Agregar opciones nuevas

Hay varios otros alimentos que no consideramos a la hora de desayunar y resultan una buena fuente de energía para comenzar el día, sin que por ello resulten una amenaza para nuestro plan de dieta. Por ejemplo, puedes optar por un sándwich vegetal, cereales, huevos, jugo de naranja, o un croissant.

Varía, si siempre comes lo mismo te terminarás cansando y abandonarás el hábito de desayunar. El hacerlo te proporcionará la energía que necesitas para mantenerte activa durante el día, pero también piensa que si desayunas de forma adecuada podrás tener la sensación de que estás satisfecha por más tiempo, lo que será ideal para perder peso.