Cómo exfoliarse para un rostro radiante

#1. Comienza con una piel húmedacomo exfoliarse para una piel radiante

Una de las maneras más fáciles para exfoliar tu piel adecuadamente es mojar tu rostro antes de aplicar el producto. Esto permite que los ingredientes se absorban y hagan su magia en la cara o cuerpo; prefiere la ducha para exfoliarte, ya que mantiene el desorden bajo control y hace que sea sencillo enjuagarse cuando has terminado.

#2. Exfolia tu rostro haciendo círculos

Para exfoliarte de manera efectiva, aplica el producto exfoliante como un mini masaje con pequeños movimientos circulares por todo tu rostro, comienza en la parte superior de tu cuerpo y desplázate hacia abajo, teniendo cuidado de cubrir todos los rincones y grietas, incluyendo el interior de los codos y el dorso de las rodillas; puedes ampliar los círculos en las partes largas del cuerpo y reducir los círculos en la cara o los pies.

#3. Exfolia tu rostro con una esponja vegetal

Si tienes la piel especialmente difícil, usa una esponja con el producto exfoliante para obtener mejores resultados. Una esponja vegetal se asemeja a una esponja, pero tiene una textura más rugosa que no se ablanda cuando está húmedo como una esponja.

#4. ¡No presiones demasiado!

Al exfoliar, asegúrate de que hacerlo suave en las zonas delicadas de la piel, eso incluye la línea del bikini, cara y cuello, estas áreas naturalmente tienen la piel más delgada, por lo que no requieren más presión de la necesaria. Puedes aplicar un poco más de presión en los pies, los codos y las rodillas donde la piel es más gruesa. Exfoliarte nunca debe doler. Si lo hace, relájate y hazlo mas despacio.

#5. Elige solo los productos que vayan con tu tipo de piel

Con cientos de productos exfoliantes en el mercado, puede ser difícil elegir. ¿Quieres uno especialmente diseñado para la cara y otra para el cuerpo? De esa manera estás recibiendo el máximo provecho de cada uno cuando se los aplica. También depende del tipo de piel que posees: hay productos para una piel grasa que suelen ser más agresivos, mientras que los diseñados para piel seca suelen ser delicados con tu cutis. Las farmacias o tiendas de autoservicio son un gran lugar para buscar, pero puedes comprar los productos de especialidad con tu dermatólogo si tienes ciertas condiciones de la piel.

#6. Enjuaga con abundante agua fría

Hay que eliminar el exfoliante cuando haya terminado su trabajo. Dejarlo más tiempo en la piel puede tener efectos como picazón, por eso es recomendable hacerlo en la ducha, enjuagar rápidamente el producto con agua tibia y luego una ligera ducha con agua fría para cerrar los poros y mantener a los buenos ingredientes donde tienen que estar.

#7. No olvides tu crema facial favorita

Para finalizar y ver mejores resultados, usa una crema facial en tu cara, cuello y manos; y una crema para el cuerpo en tu tronco, brazos y piernas. Mediante la aplicación de una loción después del enjuague se sella la humedad, lo que mantiene la piel hidratada y saludable y también mejora el aspecto de una piel radiante.

Luego de aprender cómo exfoliarse para un rostro radiante no olvides que si tu piel es normal bastará con exfoliarte una vez por semana, pero si es grasa prueba hacerlo dos veces por semana para evitar que los poros se tapen y empeore el aspecto de tu piel.