Cómo Evitar Los Atracones De Comida

¿Haz tenido el deseo de comer más de una porción de pasta o una hamburguesa extra?… y luego otra… y otra? ¿cómo te sentiste después? Seguramente con pesadez en el estomago, hinchazón y culpa por tu falta de moderación.

Los síntomas experimentados por los atracones de comida son padecidos por muchas personas, pero rara vez son tenidos en cuenta. Comer en exceso es uno de esos malos hábitos que esclavizan al hombre, es decir, una persona que no puede administrar lo que come sin controlarse a sí misma.

El proceso digestivo se hace más lento y se manifiesta una sensación de malestar general.

Cuando el organismo está envenenado por un exceso de comida, los alimentos no pueden ser procesados en su debido momento y éstos terminan pudriéndose en forma líquida en el intestino. Esto puede manifestarse a través de la piel o el sistema respiratorio. Comer en exceso provoca trastornos en la acidez del estómago y el duodeno.

Características:
– La persona  come todo con rapidez;
– Continúa comiendo después de estar satisfecho;
– Come grandes cantidades de alimentos;
– Se siente culpable después de comer.

¿Por qué existe este deseo obsesivo?
La primera razón: una dieta incorrecta. El consumo de alimentos fritos, grasos, refinados o demasiado condimentados.

La segunda razón: carencia de minerales, vitaminas y oligoelementos. La falta de estos nutrientes puede provocar una sensación de hambre exagerada.

La tercera razón: psicológica. Comer para evitar pensamientos tristes, por ejemplo. A menudo la gente come por insatisfacción emocional. Lógicamente comer no resuelve el problema.

Cuando la cantidad de comida es pequeña, el estomago trabaja eficientemente y las asimilación de nutrientes es óptima.

[content_box_red width=”75%”]Si tu sufres de atracones de comida y quieres resolver el problema por tu cuenta, aquí te dejo algunos consejos:

– Durante el día bebe agua en pequeños sorbos;
– No comas “en 10 minutos de descanso”;
– Come despacio y mastica todo correctamente;
– Evita la comida rápida;
– Concéntrate en comer, no te distraigas. No leas y apaga el televisor;
– Come sólo mientras estás sentado;
– Si estás demasiado cansado o hambriento,  ten cuidado durante los primeros quince minutos;
– No hagas de la comida una recompensa;
– Come bocados pequeños y disfruta de la comida;
– No comas hasta sentirte lleno[/content_box_red]

[sharebox2 sharetext=”Comparte Este Artículo :)”] [/sharebox2]Artículos relacionados: