Cómo eliminar las grasas peligrosas

La obesidad complica el control de colesterol y los triglicéridos. La dislipidemia es una anomalía de las grasas orgánicas en la sangre o lípidos. Los dos lípidos más importantes para el ser humano son el colesterol y los triglicéridos.

Una de las formas más comunes de esta afección es a lo que generalmente se le llama “colesterol alto“. Sin embargo, el término dislipidemia se refiere a una falta de equilibrio entre los lípidos y las substancias que los transportan a las diferentes partes del cuerpo, a través de la circulación sanguínea.

Se han determinado varias causas de la dislipidemia, incluyendo trastornos digestivos, hepáticos o de la glándula tiroides, orígenes hereditarios y una mala nutrición u obesidad.

La principal dislipidemia relacionada con la obesidad se caracteriza por un aumento en los triglicéridos, niveles reducidos de HDL (lipoproteína de alta densidad o colesterol bueno) y una composición anormal de colesterol LDL (lipoproteína de alta densidad o colesterol malo).[features_box_blue width=”85%” + border=”2px”]Qué hacer para eliminar las grasas peligrosas

  • El ejercicio aumenta la concentración del colesterol bueno y disminuye el malo.
  • Dejar de fumar mejora el estado de las concentraciones de lípidos en sangre.
  • Aumentar el consumo de fibra disminuye la absorción de grasa a nivel intestinal.
  • El consumo de pescado protege el corazón, al aportar ácidos grasos tipo Omega 3.[/features_box_blue]

eliminar las grasasNumerosos estudios apuntan a que la dislipidemia de la obesidad está estrechamente relacionada con la resistencia a la insulina en individuos obesos. Además, constituye un factor de riesgo mayor y modificable de enfermedad cardiovascular, en especial coronaria. Niveles muy altos de triglicéridos se asocian también al desarrollo de pancreatitis aguda.

La dislipidemia es un proceso progresivo que empieza cuando los niveles sanguíneos de colesterol malo están altos y los niveles de colesterol bueno están bajos; entonces el organismo no elimina adecuadamente el exceso de lípidos.

El alto consumo de grasas es la causa principal del depósito de colesterol y otros lípidos en el interior de los vasos sanguíneos (arterias), lo que conduce a su obstrucción y disminuye la circulación de la sangre hacia los órganos. Este proceso se conoce como arterioesclerosis y tiene una estrecha relación con las enfermedades cardiovasculares e infarto cardíaco.

El tratamiento de la obesidad es un requisito indispensable para reducir y normalizar el colesterol en la sangre y debe ser individualizado. Aparte del valor de los diversos fármacos existentes para tratar las dislipidemias, la atención nutricional requiere una importancia fundamental. Una dieta baja en colesterol y grasas saturadas, junto a una pérdida de peso constante, logra reducir los lípidos en la sangre.[divider_bar]Insert Your Text Here[/divider_bar]Transforma Tu Cuerpo En Sólo 12 Semanas! Sin pastillas mágicas, sin dietas extremas  sin vivir en el gimnasio. Descubre el sistema usado por celebridades y modelos profesionales para lucir “listos para la foto”. El sistema para adelgazar más efectivo, finalmente revelado. Este programa tiene toda la información real que debes conocer para derretir la grasa corporal de forma permanente… sin perder músculo y sin usar drogas peligrosas o suplementos innecesarios. Haz clic en el botón y aprovecha esta oportunidad a un precio especial por tiempo limitado!