¿Cómo elegir un tratamiento para la celulitis?

A la hora de elegir un centro especializado en celulitis, tienen que tener en cuenta lo siguiente:

1.Asegúrense de que el centro tenga un plantel médico.

El 90% de los lugares que tratan la celulitis no tienen médicos. No tienen tampoco permiso del Ministerio de Salud Pública; son lugares que hacen tratamientos cosmetológicos. No pretendo hablar mal de ellos; simplemente un tratamiento que no es médico, no me inspira tanta confianza.

De todas maneras, es una cuestión más que nada personal: no es imprescindible que haya médicos; la celulitis se trata, sobre todo, con sentido común. Incluso dentro de la problemática médica, la celulitis no deja de ser un problema “estético” y, como tal, puede muy bien ser tratado desde el punto de vista cosmetológico.

2.Deben fijarse que en el examen preliminar tomen su peso, altura, medidas y abran una breve ficha clínica.

Ahora vienen muchos aparatos nuevos de Estados Unidos, de Italia o de Alemania que te miden, por ejemplo, la cantidad de grasa que una tiene en el cuerpo y cómo está distribuida. Son, por lo general, parecidos a los que hacen densitometría: dicen qué porcentaje de lo que uno piensa que es celulitis lo es realmente, y qué porcentaje es sólo adiposidad.


Los aparatos en sí son cada vez más sofisticados: pueden, por ejemplo, dibujar el cuerpo en una pantalla, como las ecografías, usando ultrasonido. Pero toda esa aparatología complicada no me impresiona mucho: la celulitis se trata esencialmente con sentido común. Se ve a simple vista, y si no se ve, hay que olvidarse del problema.

¡Cuidado! Una máquina también puede llegar a convencer de que una tiene celulitis cuando en realidad una no tiene ningún problema.