Cómo cuidar la postura para prevenir el dolor de espalda

cuidar la postura¿Dolores de espalda frecuentes? Lo primero que los expertos recomiendan es cambiar de colchón y adquirir una adaptado a nuestras características. Pero, ¿has cambiado de colchón pero sigues teniendo problemas lumbares? Quizá hay que mirar más allá del colchón y pensar en la forma en la que nos sentamos.

Después de un colchón de características inadecuadas, un incorrecto control postural al sentarnos (ya sea en una silla o en el sofá) es el segundo responsable de los dolores de espalda recurrentes que un gran porcentaje de la población sufre.

Para aliviar y prevenir  estos dolores en el siguiente artículo analizaremos la postura correcta que hay que tomar al sentarnos en sillas, sillones y sofás.

Control postural en el sofá

El sofá es uno de los muebles en los que pasamos más horas al día estando en casa, ya sea viendo la tele, charlando con la familia o utilizando el ordenador portátil. Muchos piensan que con tener un sofá cómodo ya es suficiente, pero hay que escoger un sofá cómodo, sí, pero que a su vez cuide nuestro control postural.

Éste debe tener una inclinación de respaldo apropiada (que permita tener la columna alineada en posición neutra con la columna bien alienada), un material suficientemente resistente para que nuestro cuerpo no se hunda, y unos reposacabezas que nos permitan apoyar cómodamente la cabeza en ellos y que estén a la altura indicada (para lo que lo recomendable es que éstos sean reclinables). Uno de los principales problemas de los sofás es precisamente ése, un respaldo demasiado bajo que deja la cabeza sin apoyo.

Si tu sofá no reúne estas características lo ideal es que te animes a hacerte con otro que sí las cumple. Tu dolor de espalda te lo va a agradecer, y eso no tiene precio. No obstante hay portales especializados en ventas online con grandes ofertas en sofás de todo tipo. Consulta aquí el catálogo de sofás de SofasVlc.com.

Control postural en una silla

Sentados al comer, al trabajar o al hablar con los amigos en una terraza es igualmente importante cuidar el control postural de nuestra espalda para evitar futuros dolores lumbares. La espalda siempre debe estar erguida con la columna perfectamente alineada y apoyada por completo en el respaldo.

Las rodillas en casi perfecto ángulo recto. Reparte el peso en las dos tuberosidades isquiáticas, y mantén apoyado la mayor parte del tiempo los talones y las puntas de los pies. Sentarse sobre una pierna o apoyarte en un brazo crean posturas inadecuadas para la zona lumbar.

En una mesa de trabajo, acerca la silla lo más posible a ésta para evitar que nuestra espalda se arquee hacia delante. Mucho cuidado con el uso de mesas bajas, que nos obligan a encorvarnos demasiado. Regula la altura de la silla de trabajo para que la mesa esté a la altura del esternón.

Las sillas ergonómicas de trabajo son imprescindibles para conseguir una postura correcta durante las largas jornadas de trabajo. Una buena silla debe ser ajustable en altura, tener un asiento y un respaldo firme pero acolchado, y suficientemente ancho, su respaldo debe ser ajustable en vertical, los reposabrazos deben ser ajustables, debe girar fácilmente pero a la vez ser 100% estable, etc. Si buscas todas estas características a buen precio, puedes consultar el catálogo de Conforama online.

Siéntate lo más cerca del respaldo posible para que la zona dorso-lumbar se pegue bien al respaldo de la silla. Siéntate siempre sobre los isquiones. Nunca te sientes en el borde, ya que la espalda perderá todo su apoyo.