Cómo calcular el ritmo cardíaco correctamente

Seguramente habrás oído cuando se habla de la practica de actividades físicas sobre la importancia de tener en cuenta tu ritmo cardíaco, con lo cual se hace referencia concretamente al denominado Ritmo Cardíaco Objetivo. Conocer esta frecuencia cardíaca propia de cada persona resulta indispensable para poder practicar ejercicios de forma segura y eficiente. Por eso conoceremos un poco más acerca de este concepto, y veremos cómo calcular el ritmo cardíaco objetivo.

¿Qué es el ritmo cardíaco objetivo?

Este concepto hace referencia a la frecuencia cardiaca ideal, según nuestras características físicas y sexo, para realizar un entrenamiento productivo y sin poner en riesgo nuestra salud. Esto resulta sumamente importante de conocer antes de emprender cualquier ejercicio, ya que si entrenáramos a una frecuencia cardíaca menor que la óptima para cada uno de nosotros, probablemente estaríamos realizando un trabajo insuficiente para nuestro físico. Asimismo, podríamos estar en riesgo de sufrir problemas cardiovasculares, sofocos o un gran agotamiento si nos excediéramos de nuestro ritmo cardíaco recomendado.

¿Cómo se calcula el Ritmo Cardíaco Objetivo?

Tu frecuencia ideal para realizar ejercicios es muy fácil de calcular. Solo necesitas conocer tu frecuencia o ritmo cardíaco máximo (puedes encontrarlo abreviado como FCM o MHR), que lo deduces restándole tu edad al número 220 en caso de ser hombre, o a 226 para el caso de las mujeres.

Una vez que sepas el límite hasta el que puedes llevar tu ritmo cardíaco durante el entrenamiento, puedes calcular tu Rango de Ejercicios Mínimo y Máximo, lo cual logras multiplicando tu FCM por 0,55 y 0,7 respectivamente.

Presta especial atención a estos valores, ya que dependiendo de tus condiciones físicas y capacidades te corresponderá entrenar dentro de un margen u otro. Se recomienda el rango de ejercicios más bajos para las personas que recién comienzan a ejercitarse, embarazadas, personas mayores, discapacitados o con alguna dificultad física. Mientras que los individuos que posean un buen estado físico y el entrenamiento sea una práctica habitual en sus vidas, el rango de ejercicios máximo es el indicado para ellos.

¿Cuál es mi ritmo cardíaco en estos momentos?

Pero conocer todos estos datos de nada serviría si no sabemos en efecto cual es el ritmo cardíaco durante el entrenamiento. Pero tranquilo, pues esto resulta muy fácil de saber, pues simplemente puedes valerte de un sensor o monitor cardíaco que automáticamente te brindará tu frecuencia cardiaca.

De lo contrario, puedes valerte del viejo método manual para tomar el pulso, lo cual se hace colocando los dedos sobre la muñeca o el cuello, y contar las palpitaciones durante 60 segundos. Si no quieres demorar tanto, simplemente cuentas los latidos del corazón durante 15 segundos y lo multiplicas por 4, con lo cual estarás sabiendo tu ritmo cardíaco de un momento preciso.

Mide tu pulso cada 10 minutos, para asegurarte que estás ejercitando dentro de tu frecuencia óptima. De esta forma, estarás fortaleciendo tu organismo y quemando calorías de la forma más adecuada para tu condición, sin excederte ni entrenar demasiado flojo.