Beneficios de la miel de abeja para el pelo y la piel

Nuestras abuelas la recomiendan siempre para la tos y el dolor de garganta por su efecto antitusivo y expectorante. Un “tecito con miel” es desde siempre la receta infalible para sentirse mejor. También se la utiliza como ingrediente de muchas recetas en reemplazo del azúcar, ya que cuando es pura, no contiene aditivos ni conservantes, lo que la vuelve de lo más saludable.

Pero además de todas sus propiedades medicinales, la miel forma parte del mundo de la cosmética desde la Antigüedad: era la sustancia preferida de Popea –la esposa de Nerón–, para dejar su rostro más terso y joven. Su fama se debe a sus grandes beneficios: contiene azúcares, proteínas, aminoácidos, vitaminas y minerales, que le otorgan una gran versatilidad en muchas industrias destinadas a la salud y la belleza.

Se la utiliza como cicatrizante, antioxidante (previene el envejecimiento prematuro de la piel), regeneradora, calmante, anti-inflamatoria, nutritiva, renovadora epitelial, en tratamientos de pieles sensibles y para restaurar la barrera de defensa del cutis. Su aporte en vitaminas A, B y C le brinda a los productos cosméticos que la poseen en sus preparados, cualidades para combatir los radicales libres que causan la oxidación de la piel.

Pero eso no es todo: en fórmulas capilares, regenera, exfolia, nutre y restaura profundamente el cuero cabelludo, interviniendo eficazmente en el pelo deteriorado, dándole brillo, fortificándolo y previniendo su caída por causa del quiebre.
Honey mania

Hoy existe una amplia gama de productos cosméticos que aprovechan las propiedades de la miel: desde cremas para manos, protectores solares, cremas regeneradoras, jabones para la higiene del cuerpo, fórmulas antiedad y hasta soluciones capilares que buscan neutralizar el efecto de la oxidación del pelo (tinturas, shampoo o acondicionadores).

El dato extra es que dentro de este gran “panal”, también hay otras propuestas que contienen polen, jalea real y hasta propóleo. ¿Es lo mismo? Según los especialistas son todos subproductos de la colmena, pero cada uno tiene sus propias características:

• Miel: es la más difundida debido a su apariencia delicada, muchas veces comparada con el oro líquido. La posibilidad de ser soluble en agua le permite integrar muchas fórmulas cosméticas.

• Jalea real: sabemos que la miel es un fluido dulce y viscoso producido por las abejas a partir del néctar de las flores. En este proceso, primero existe la jalea real y luego la miel. La jalea real es una sustancia de color amarillo pálido, segregada por las glándulas hipo-faríngeas de la cabeza de las abejas obreras jóvenes, y es utilizada para alimentar a la abeja reina y las larvas en sus primeros días de vida. Posee efecto rejuvenecedor y revitalizante para la piel.

• Propóleo: es una mezcla resinosa que obtienen las abejas de los árboles, con la que cubren las paredes de la colmena para combatir las bacterias, virus y hongos. El propóleo ganó un lugar muy importante dentro del campo de la salud como antiséptico. También se utiliza en algunos productos calmantes, cicatrizantes y renovadores.

• Polen: es uno de los productos naturales con más nutrientes y con altísimos niveles de proteínas, aminoácidos y oligoelementos.


La miel al gabinete

• Hydrapeel: es un procedimiento de hidrodermoabrasión que combina limpieza, exfoliación, hidratación y protección antioxidante. La textura general de la piel mejora al nutrirla e hidratarla profundamente con sustancias como ácido hialurónico, extracto de miel, ácido salicílico, glucosamina, vitaminas A y E, té blanco, entre otras. Suaviza arrugas, manchas y poros. Se recomiendan tres sesiones ($1330 por sesión, doctora Velia Lemel).

• Money Therapy: consiste en una exfoliación con pepitas de damasco y una microdermoabrasión con punta de diamantes para remover las células muertas de la capa superficial de la piel. Luego se aplica una máscara de miel, superhumectante. Por último, se realiza ozonoterapia descongestiva. La piel queda radiante y suave (desde $370 la sesión, Centro Médico Juárez Alday).

El secreto de la apitoxina

En Europa es furor. Estrellas como Victoria Beckham, Claudia Schiffer y parte de la Realeza utilizan apitoxina para el cuidado del cutis y el cuerpo. Pero ¿qué es?

La apitoxina es el veneno de las abejas melíferas (también conocidas como abejas domésticas), utilizado durante toda la historia de la humanidad con fines diversos. La novedad es que desde hace algunos años este componente está revolucionando el mercado cosmético, debido a los resultados notables de rejuvenecimiento que produce en la piel (efecto tensor y revitalizante). A través de concentraciones adecuadas para cada fórmula, los beneficios se perciben desde los primeros días de su utilización.

A nivel corporal es un potente anticelulítico; sus componentes actúan disminuyendo la viscosidad del líquido intra y extracelular, permitiendo un drenaje intenso. Si a esto se le agrega el importante efecto tensor, el resultado es un combo perfecto contra la piel de naranja. Además, brinda suavidad y actúa como relajante en piernas cansadas.