Beneficios de hacer media hora de ejercicio todos los días

Con  media hora de ejercicio diario es suficiente para generar un efecto positivo en tu salud,  no hace falta que te conviertas en un atleta de élite para aprovechar los beneficios que se cosechan de moverse un poco más, como fortalecer tu forma física, tu corazón y prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Notarás más vitalidad

Está demostrado que realizar ejercicio produce ciertas sustancias en nuestro cuerpo que nos producen una sensación de bienestar difícil de igualar de ninguna otra forma. Durante la realización de ejercicio físico nuestro cuerpo libera hormonas que nos hacen sentirnos mejor, y eso por no hablar de las toxinas que se eliminan con el sudor que, de otra forma, al cuerpo le cuesta mucho más eliminar del organismo.

La actividad aeróbica o los ejercicios que necesitan de más oxigeno como caminar, trotar, nadar, bailar, esquiar, pedalear, favorecen el sistema cardiovascular, disminuyen la presión sanguínea y mejoran la circulación, lo que reduce el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Esto no creo que haga falta explicarlo mucho: al hacer deporte el cuerpo gasta calorías. El exceso de calorías se transforma en grasa, por lo tanto practicando deporte a diario conseguiremos eliminar ese exceso de calorías y grasa que tanto nos acompleja.

Ayuda en la prevención de cáncer de colon, ya que acelera el paso de los desechos por los intestinos. Asimismo, al regular los niveles hormonales, puede contribuir a evitar el cáncer de mama y de próstata.

Previene enfermedades cardiovasculares

Enfermedades que nos afectan a casi todos, sobre todo en edades avanzadas, como el colesterol, pueden ser evitadas con una dieta saludable, pero también realizando un poco de ejercicio cada día conseguiremos reducir los niveles de colesterol en nuestra sangre.

Hacer ejercicio contribuye a una mejor salud mental, reduce el estrés, la ansiedad e incluso las fobias y los ataques de pánico. Es funcional como apoyo en el tratamiento contra la depresión, tan efectivo como los medicamentos, pero sin efectos secundarios.

Te sentirás más fuerte

Como ya comentamos, notarás más vitalidad, tendrás más energía, pero no solo eso: el ejercicio hace que los músculos se expriman al máximo y, por lo tanto, se fortalezcan al acostumbrarse al ejercicio intenso.

El impacto en los huesos es muy positivo. En los niños puede aumentar la densidad ósea, en los adolescentes los fortalece y en la vida adulta retrasa la degeneración. Puede prevenir la osteoporosis.

Realizar deporte diariamente alarga la vida

La Fundación Española del Corazón (FEC) recomienda 30 minutos de ejercicio diario para mejorar la esperanza de vida. Está demostrado que las personas que realizan ejercicio asiduamente y siguen una dieta saludable pueden aumentar su esperanza de vida en hasta 5 años de media.

Con el ejercicio el sistema inmune se acelera de manera temporal, aumenta su capacidad y defensas para el organismo.

Realizar actividad física con regularidad ayuda a mantener un nivel saludable de azúcar en la sangre, que no sólo contribuye a controlar el peso, sino también a evitar el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Con el ejercicio puede mantener su peso ideal, ya que si quema calorías es posible que alcance un equilibrio de energía.

El flujo de oxígeno al cerebro aumenta, por lo que la capacidad de aprendizaje, concentración, memoria y estado de alerta pueden mejorar de manera considerable.
Beneficia la calidad del sueño. Un estilo de vida activo puede significar un sueño más reparador y profundo, que estimula la concentración en el día, aumenta tu productividad y propicia un mejor estado de ánimo.

¿Qué ejercicio es el que más te va?

Aeróbico
Consiste en realizar movimientos suaves y continuos como andar, nadar o montar en bici. Perfecto para personas que no practican regularmente ningún deporte. Practícalo de cinco a siete días a la semana, durante 25 minutos y mejor por la mañana. Así, acostumbrarás poco a poco a tu organismo al desgaste físico.

Estiramientos
Perfectos para personas que, debido a la edad, precisan de un mayor esfuerzo muscular para realizar los movimientos del cuerpo. Ganarán flexibilidad y mejorarán su tono muscular.

Resistencia
Es buena para quienes desean desarrollar la masa muscular del cuerpo. Además, estimula la secreción hormonal y refuerza la densidad ósea. Al tener mayor masa muscular se quemarán más calorías.