Aprende a evitar las infecciones causadas por bacterias

El aumento de infecciones originadas por el germen sthaphylococcus aureus alerta a la comunidad médica y a la población.

Por lo general, la bacteria se ubica en la nariz, las axilas, la vagina, el recto y el periné. Además, se puede llevar en las manos y en otras zonas de la piel.

Suele afectar a chicos de entre 2 y 12 años. Sus padres deberían estar atentos a estos síntomas:

*  El comienzo de las lesiones parece “picadura de algún insecto”.

*  Durante las siguientes 24 a 48 horas la lesión empeora, se disemina y puede originar inflamación roja dolorosa y con temperatura.

*  Finalmente, puede derivar en infecciones en los huesos, problemas respiratorios, afecciones en las articulaciones, neumonías, meningitis y osteomielitis.

Tendríamos que consultar a un médico si los chicos tienen lesiones similares a forúnculos, picaduras de insectos, abscesos (infecciones con pus) u otra lesión sospechosa.

Cómo prevenir las infecciones

Estos son los hábitos que tendríamos que enseñar a nuestros hijos:

*  Lavarse las manos con regularidad, sobre todo después de tocar lesiones cutáneas infectadas u otros objetos que puedan estar contaminados.

*  Bañarse con agua y jabón, todos los días y después de hacer ejercicio físico.

*  No compartir cremas, lociones, jabones u otros elementos personales que estén en contacto con la piel.

*  No compartir toallas, cepillos de dientes ni máquinas de afeitar.

Los padres deberían tomar conciencia sobre el cuidado de los chicos sin acudir a la automedicación ni al uso indiscriminado de antibióticos.