Algunas emociones acumulan grasa en el abdomen

emociones grasa abdominalLas emociones como la tristeza, soledad o ansiedad, influyen en la alimentación, ya que es una manera de satisfacer o calmar la carencia afectiva.

Simbólicamente la grasa protege de las agresiones externas, afirma Larissa García, de la Sociedad Sicoanalítica de México.

1. Ansiedad. Este sentimiento genera la sensación de más apetito por lo que la respuesta inmediata es picar entre comidas y consumir alimentos excesivamente grasosos a fin de lograr un estado de placer, afirma el estudio Las emociones y el sobrepeso: factores sicológicos de la obesidad.

2. Frustración. Sea por causas personales o laborales, la frustración afecta el modo en que se come. Ante la necesidad de recuperar el ánimo se recurre a la comida de manera irracional para calmar las emociones, explica la investigación Las emociones y el sobrepeso

3. Estrés. La Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, Nueva York, Estados Unidos, confirma que las mujeres con trastorno por estrés postraumático tienen más posibilidades de tener sobrepeso u obesidad.

La relación de las emociones con la acumulación de grasa en el abdomen se explica también porque hay alimentos considerados adictivos que hacen que se coma en exceso y sin parar, entre ellos está el chocolate y la comida abundante en grasa.

Estos alimentos producen endocanabinoides, sustancia similar a la marihuana, la cual envía una señal al cerebro que genera adicción por seguir comiéndola, confirma una investigación a cargo de la Universidad de California, Estados Unidos.

El placer que se experimenta con este tipo de dieta efectivamente ayuda a olvidar los problemas y a mantener un estado de bienestar momentáneo que se convierte en un círculo vicioso para evadir el dolor emocional.

Recuerda que la ayuda de un especialista siempre será la mejor vía para aliviar tus emociones.