Adelgazar sin complicaciones: La obesidad y la salud cardiovascular

La enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en Latinoamérica. El 80 por ciento de la población tiene algún factor de riesgo que se puede prevenir y el 90 por ciento de los infartos son evitables.

El 25 por ciento de los ticos están en el rango de hipertensos; 60 por ciento de la población tiene sobrepeso u obesidad; seis de cada diez tienen colesterol alto y cinco a seis de cada 10 no cumplen con la cuota de ejercicios para una buena salud.

De cada tres muertes en la región, una es por problemas cardiacos. Los 59 años es la edad promedio para sufrir un infarto y 13 personas mueren al día por problemas cardiovasculares; cuatro mil al año lo hacen antes de llegar al hospital.

obesidad adelgazar corazonEstas alarmantes cifras llevaron a la Dra. Thelma Sánchez Grillo, especialista en cardiología, a promover el lema “Cuide su corazón; viva mejor y más”, una iniciativa enfocada principalmente a quienes no han tenido problemas cardiacos, pero no exclusiva para ellos.

“Se trata de identificar quién tiene riesgo, para modificarlo y ganar años de vida, así como motivar a quienes están haciendo las cosas bien y lograr que sigan así”, explica la doctora.

La campaña nació de la Federación Mundial del Corazón, dirigida a la comunidad. En el caso otras herramientas y una atención especializada.

“Nunca es tarde y todo se puede modificar”, afirma. “Hay que establecer metas e integrar distintos aspectos. El ser humano es completo, por lo que importan las emociones y el estilo de vida”.

Para lograrlo, se le dan metas a cada persona, basadas en indicadores más específicos que otros usados antes. La especialista se define más como una motivadora de la salud, encargada de identificar a quienes están en riesgo y trabajar con ellos. Como cada caso es diferente, es indispensable que reciban un enfoque individualizado. [text_bar_2_left + width=”100%”]Más años de la cuenta[/text_bar_2_left]alimentacion-sana-imagenHablar de la edad del corazón es referirse a la edad de las arterias. Los factores que intervienen en la salud cardiaca son edad, sexo, presión arterial, colesterol total, colesterol HDL (“el bueno”), fumado y diabetes. A partir de la edad cronológica, se suman y restan puntos según esos aspectos y se obtiene la edad final.

Por ejemplo, el corazón de un hombre de 50 años, con diversos factores de riesgo, puede saltar rápidamente a 80. Sin embargo, si deja de fumar, el riesgo de enfermedad  cardiovascular baja 13 por ciento y si además normaliza los niveles de lípidos, el riesgo total baja a 7 por ciento. El solo hecho de fumar le agrega a él y a cualquier otro, 15 por ciento de riesgo y 12 años de edad.

Hacer ejercicio físico adecuado reduce el riesgo cardiovascular entre 30 y 40 por ciento. En el sistema de puntos, tener diabetes es el equivalente a haber sufrido un infarto. Una presión sanguínea por debajo de 115 sobre 75 se considera neutral, es decir, que no agrega puntos a la edad, así como un nivel de colesterol menor a 160. El colesterol bueno o HDL, debe estar en 60 o más para ser neutral.

Para el estudio, que toma alrededor de una hora –o casi dos, si se incluye la asesoría nutricional– es importante el historial de cada paciente: presión alta, diabetes, colesterol, obesidad, controles médicos, actividad física, alimentación, signos vitales.

“Se revisan las arterias (especialmente en cuello y piernas), cómo está el corazón, se hace un electrocardiograma, se toma un perfil de lípidos y glicemia, se mide el porcentaje de grasa, peso e índice de masa corporal”, dice Sánchez. También se maneja un programa “plus”, con la participación de Mario Carballo, nutricionista y profesional en ejercicio físico.

También se toma en cuenta el fumado o exposición al cigarrillo, historia familiar de enfermedad cardiovascular, composición corporal, altura, circunferencia de la cintura, nivel de estrés, actividad física, minutos al día de ejercicio aeróbico, fuerza muscular, flexibilidad,  balance y coordinación, alimentación saludable y consumo de alcohol.[text_bar_2_left + width=”100%”]Importante atención[/text_bar_2_left][two_columns_1]Las arterias pueden comenzar a dañarse desde los ocho años de edad, por lo que nunca es demasiado temprano para prestar atención.

La Dra. Sánchez explica que la evolución de la enfermedad cardiovascular arranca con herencia y factores ambientales, como estilo de vida (fumado, sedentarismo, dieta); siguen los marcadores bioquímicos y fisiológicos (colesterol, presión arterial, sobrepeso); luego, la enfermedad subclínica, cuando hay una prueba de esfuerzo y un corazón más grande de lo normal.

Según la experta, la enfermedad clínica llega cuando hay un infarto o derrame. También hay factores protectores. Por ejemplo, el ejercicio reduce en un 40 por ciento el riesgo de llegar a padecer enfermedad cardiaca y una buena alimentación lo hace en 27 por ciento.

El ejercicio, si se padece de la presión, es tan indispensable, que actúa como un medicamento. El efecto dura 23 horas, igual que una pastilla, por lo que idealmente debe realizarse todos los días.

[/two_columns_1] [two_columns_2][features_box_light_green width=”85%” + border=”2px”]Factores ideales
Existen siete factores saludables ideales para la salud del corazón:

• Alimentación y peso saludable (índice de masa corporal menor a 25).

• No fumar (nunca haberlo hecho o haberlo dejado hace al menos 12 meses).

• Ejercicio (mínimo 150 minutos de ejercicio moderado o mínimo 75 minutos de ejercicio semi-intenso o combinado, por semana).

• Presión arterial (menos de 120 sobre 80).

• Colesterol normal (menor de 200).

• Azúcar normal (menor de 100).[/features_box_light_green][/two_columns_2]No hay duda de que los cigarrillos son un verdadero enemigo de la salud. Fumar un paquete al día equivale a tener diabetes. Los fumadores viven 14 años menos y envejecen 7 años más. Es, también, la principal causa de infartos en personas menores de 40 años. Al año de dejar de fumar, se disminuye en 50 por ciento el riesgo de infarto y en solo los primeros minutos se ven y se sienten los beneficios.

Si bien las mujeres tienen el corazón protegido por 10 años más que los hombres, debido a una protección especial antes de la menopausia, una vez que esta llega, se pueden ver igual de afectadas y el tratamiento es más complicado. Por esta razón, la especialista no duda en afirmar que hay que revisarse y cuanto antes mejor.

“Si la persona no sabe cómo está, es una indicación de que debe chequearse”, advierte la cardióloga. “Para vivir mejor y más, se requieren estilos saludables, como realizarse chequeos médicos periódicos, tener un peso saludable, llevar una dieta cardio saludable y hacer ejercicio regularmente. Aun personas que ya han tenido un evento, como un infarto, deben seguir adelante, porque pueden mejorar”.[divider_line_dashed]Insert Your Text Here[/divider_line_dashed][order_box_2 width=”50%” + border=”4px”]

¿Quieres Más Información?
Descarga Nuestro Reporte Gratuito:

[/order_box_2][divider_bar]Insert Your Text Here[/divider_bar]Transforma Tu Cuerpo En Sólo 12 Semanas! Sin pastillas mágicas, sin dietas extremas  sin vivir en el gimnasio. Descubre el sistema usado por celebridades y modelos profesionales para lucir “listos para la foto”. El sistema para adelgazar más efectivo, finalmente revelado. Este programa tiene toda la información real que debes conocer para derretir la grasa corporal de forma permanente… sin perder músculo y sin usar drogas peligrosas o suplementos innecesarios. Haz clic en el botón y aprovecha esta oportunidad a un precio especial por tiempo limitado!