5 Razones Por Las Que Tu Entrenamiento Para Perder Grasa No Está Funcionando

¿Has estado luchado por perder peso después de haber perdido los primeros 5 kilos? ¿Tu lucha por la pérdida de peso ha entrado en un estancamiento desesperante? Si eres un alma desafortunada, entonces es hora de que vuelvas a evaluar tu programa para adelgazar.

Diferentes personas fallan debido a diferentes razones. Sin embargo, hay algunas razones comunes. Quizás puedas pensar que erés la única persona que está pasando por esta situación, pero tienes muchas cosas en común con otras personas. He observado una y otra vez, los mismo errores de entrenamiento en muchos de mis clientes que acudieron a mí, luego de haberse estancado en sus objetivos de pérdida de grasa.

Así que permíteme compartir estos 5 errores comumes y la manera en que puedes superarlos.

1) Estar desesperado por llegar. Puedo entender que estas desesperada por encajar en un jeans número 32 o ponerte el vestido de tu diseñador favoríto. Quieres que suceda en pocas semanas. Sin embargo, en el mundo real, tienes que ser más paciente y pensar a largo plazo.

Estoy seguro que no acumulaste 15 kilos en 3 semanas, así que ¿por qué esperar perderlos en 3 semanas? Una expectativa razonable sería perder grasa en 1/4 del tiempo que te llevo acumularla.

Recuerda una cosa: cuando quites el exceso de grasa de tu cuerpo, deberías ser una persona más fuerte y saludable.

Si tu programa para adelgazar te deja débil, flácido y te hace sentir mal en general, entonces no vale la pena.

Un mejor enfoque sería centrar tu atención al progreso en términos de fuerza y acondicionamiento físico. Esto significa centrarte en levantar más peso, hacer más repeticiones, correr más rápido, etc. A medida que tu capacidad física mejora, tus niveles de grasa se irán reduciendo. Claro, si tu dieta es apropiada.

Para decirlo de otra manera, enfocarte en el viaje en lugar de sólo llegar y dar lo mejor a lo largo del camino en lugar de estar obsesionado por el destino. Esto te dará una mejor oportunidad de “llegar allí”.

2) El entrenamiento carece de intensidad. Es muy común ver personas obesas en una caminadora mirando televisión. Si esta es tu idea de entreaniento, entonces prepárate para convivir con tu exceso de grasa durante mucho tiempo.

[features_box_azure_blue width=”60%” + border=”2px”]Tus Entrenamientos Necesitan I-N-T-E-N-S-I-D-A-D.[/features_box_azure_blue]

No estoy hablando de muchas repeticiones con pesas de plástico de 2 kg. Como es posible considerar, que pesos que no son más que juguetes para niños, puedan ser una herramienta seria para adelgazar.

Una sesión de entrenamiento duro y pesado debería ser terminado en 45 minutos, máximo. Debería estar centrado en ejercicios que maximicen la pérdida de grasa, como sentadillas, peso muerto, push ups, ejercicios con barras, pesas rusas, etc. Y se deben limitar los ejercicios con máquinas y poleas.

3) La falta de resistencia en el entrenamiento. Tradicionalmente se nos ha dicho que para perder peso hay que pasar el 80% de nuestro entrenamiento haciendo cardio. El resultado de esto fue abultar la billetera de los fabricantes de máquinas cardiovasculares.

Si quieres perder grasa tienes que agregar resitencia real en tu entrenamiento. El entrenamiento de resistencia puede incluir ejercicios con el peso corporal y ejercicios con pesas.

La ventaja de un entrenamiento de resistencia bien hecho, es que aumenta tu tasa metabólica de reposo. Esto significa, literalmente, que vas a quemar más calorías a lo largo del día. Esto termina quemando mucha más grasa que 60 minutos de cardio lento.

Por supuesto, es esencial entrenar pesado para obtener los beneficios del entrenamiento de resistencia. Una vez más, las pesas de color rosa de 2 kg. no deben ser tus amigas en el gimnasio.

4) Cambiar los programas de entrenamiento con demasiada frecuencia y no centrarse en la progresión. ¿Te ha pasado de empezar un rutina y cambiarla a las 2 semanas porque encontraste una mejor que promete super resultados? Si empiezas, abandonas y vuelves a empezar tus rutinas, luego de meses podrás voltear hacia atrás, mirarte en el espejo y ver que no has conseguido nada.

Es importante que sigas un entrenamiento, por lo menos, durante 4 – 6 semanas. De hecho, si un progama está funcionando para tí, lo aconsejable es no cambiarlo.

El secreto está en centrarse en la PROGRESIÓN, en lugar de cambiar la rutina por otra.

5) Ser adicto a la televisión. Ser adicto a la televisión es una de las principales razones por la las personas acumulan la grasa que luego quieren quitar. Busca oportunidades para mantenerte activo fuera del gimnasio. Esto podría significar la práctica de deportes con amigos, caminar más, andar en bicicleta, etc. Si eres padre, podrías planear 1 o 2 veces a la semana salidas al parque con tus hijos y hacer deporte con ellos.

Una vez más, hay muchas opciones para mantenerte activo, si realmente tratas de buscarlas.

Para ayudarte a comenzar y salir de la meseta, te voy a mostrar un ejemplo de una sesión de entrenamiento para perder grasa que puedes intentar:

Lunes, miércoles y viernes
Comenzar con 5-10 minutos de calentamiento en el escalador o saltar la cuerda.
Superserie 1:
Press militar 3 x 8 – 10
Peso Muerto 3 x 10 – 12
Superserie 2:
Jalones 3 x 12
Estocadas con mancuernas 3 x 15-12 cada pierna
Superserie 3:
Abdominales invertidos 3 x 12
Abdominales en plancha 3 x 20-45 segundos

En cada superserie, debes hacer el par de ejercicios sin descanso y luego descansar entre series. Es descanso entre series debe ser de 1 minuto.

Para terminar realiza un ejercicio de cardio con intervalos en la cinta. Trota o corre durante 15 segundos (dependiendo de tu condición) y luego trota despacio o camina durante 45 segundos. Repite la secuencia durante 15 minutos.

[sharebox2 sharetext=”Comparte Este Artículo :)”] [/sharebox2][divider_bar]Insert Your Text Here[/divider_bar] Artículos Relacionados: