10 hábitos para bajar de peso…sin hacer dieta

Estar delgada y llevar una vida saludable no debe de ser un sinónimo de sufrimiento. Mucha gente, en especial las estrellas de televisión o cine, se someten a dietas rigurosas y agotadoras rutinas de ejercicios y lucen unos cuerpos esqueléticos y poco estéticos.

Aquí 10 hábitos para mantenerse en forma:

1.- No hacer dietas: La obsesión por contar calorías solo nos lleva a sufrir cada vez que comemos. Lo principal es preguntarte ¿cómo te sientes?, luego poner manos a la obra y alimentarte sanamente..

2.- No pasarse: El cuerpo necesita de alimento aproximadamente cada cuatro horas, si no lo tiene, tomará la energía que necesita de otras partes, pero al someterte a periodos largos sin alimento tu cuerpo almacenará más grasa para compensar tantas horas de ayuno.

3.- Nunca saltarse el desayuno: Es el alimento más importante del día, pues te ayudará a pensar mejor, a concentrarte en tu trabajo, a tener más energía, a disminuir el colesterol. Lo más importante, el desayuno te ayuda a mantener estable tu peso.

4.- No privarnos de la comida que nos gusta: No todo son frutas, verduras y comida saludable; al menos un día a la semana puedes disfrutar de algún pecadillo: quesadillas, pastelitos, hamburguesas, etc. Pero recuerda: ¡solo un día y con moderación!

5. Disfrutar del ejercicio: No necesariamente tienes que asistir a un gimnasio para llevar a cabo una rutina de ejercicios. Lo principal es encontrar una actividad que a ti te guste y se acomode con tus horarios, pero sobre todo que te comprometas a llevarla a cabo diariamente, sin importar que sean fin de semana.

6.- No comparar tu cuerpo con el de otros: Todos los cuerpos son diferentes y todos son bellos. Cada uno tenemos una cualidad por resaltar, simplemente hay que aceptarnos y ¿qué tienen de malo nuestras curvitas? Si te sientes bien como estás, no necesitas nada más.

7.- Dormir lo suficiente: La mejor arma secreta para lucir muy bien es dormir lo suficiente. Descansar al menos 8 horas seguidas nos dará un descanso reparador, además de que tus células tendrán tiempo para regenerarse y la mañana siguiente tendrás la suficiente energía para enfrentar el día.

8.- El ejercicio es prioridad: Aunque te hayas ido de fiesta la noche anterior, procura realizar tu rutina de ejercicios, así te cueste mucho trabajo, tu cuerpo y tu estado de ánimo te lo agradecerán. Este es un tiempo que es exclusivo para dedicarlo a tu persona, aprovéchalo.

9.- Animar a otros para estar sanos: Siempre es más sencillo cuando hay alguien a quien animar o quién nos dé un empujoncito para llevar a cabo nuestras rutinas de ejercicios o bien, cumplir con los horarios de las comidas.

10. Reducir al máximo el estrés. Hay muchos estudios que vinculan el estrés con la obesidad, pues las personas altamente estresadas comen más –en especial carbohidratos- y suben de peso con más facilidad. A lo mejor no puedes eliminar toda la tensión y los nervios, pero si te dan ganas de comer, que sea una fruta, verdura o una barrita de amaranto.